Inteligencia de Negocios

Inteligencia de Negocios: 8 tips para implementarla y mejorarla

Comparte nuestro contenido

Una Inteligencia de Negocios (BI) permite a las organizaciones acceder a información que es crítica para el éxito de múltiples áreas, como pueden ser ventas, finanzas, marketing, innovación, internacionalización, satisfacción del cliente y una multitud de otras áreas. Bajo este entendido, el objetivo primario de la a Inteligencia de Negocios es contribuir a tomar decisiones que mejoren el desempeño de la empresa y promover su ventaja competitiva en el mercado. En resumen, implementar herramientas de Inteligencia de Negocios, faculta a la organización a tomar mejores decisiones y más rápidas.

Estos son algunos tips para saber cómo implementar y/o mejorar la Inteligencia de Negocios en tu empresa:

Escucha a los expertos antes de instalar un sistema de BI

Los usuarios de negocios no siempre tienen toda la información sobre lo que es mejor para, incluso, en lo que concierne a sus actividades en particular. Dada esta circunstancia, lo mejor es escuchar a los expertos. Ellos tendrán una idea más clara sobre lo que necesita tu empresa e indagarán hasta entender por completo y obtener un requerimiento claro, por lo que será necesario preguntar qué se necesita varias veces y a diferentes actores relacionados en la organización para resolver un reto, buscando diferentes ángulos y obtener esa mayor profundidad en su solución.

Emplea todo el tiempo y recursos necesarios para implementar tu solución de Inteligencia de negocios

Aunque moverse rápido es muchas veces un requerimiento en el mundo de los negocios, algunas veces esto puede provocar obviar pasos necesarios, como lo son las pruebas. Destinar tiempo a las pruebas (tests) no es un “peso muerto” en el proceso, se trata de evitar futuros problemas de calidad. Así que tanto tu proveedor como tú, como cliente, en vez de verlo de esta manera, trata de aproximarte a las pruebas como una manera de obtener una experiencia BI de alta calidad que redundará en una mejora crucial en la “salida” de información, madurez analítica y las decisiones que se tomarán a partir de ello. Estamos hablando del rumbo del negocio.

Amplía tu visión de la integridad de tus datos

Las herramientas de Inteligencia de Negocios son excelentes procesando, homologando, compilando, desplegando y analizando los datos. Pero, si les añades datos corruptos al sistema, o incluso, pretendes demostrar a un auditor de Tecnología de la Información que tienes datos de alta calidad para guiar las decisiones gerenciales en la mejor ruta, no será posible conseguir ese objetivo y lograrlo. Además, hoy en día, BI está siendo usada para apoyar decisiones, pero también en los procesos operativos de las organizaciones, lo que significa que, si se ha nutrido el sistema con información defectuosa o si existen errores en tus reportes financieros o legales, BI puede sacarlos a la luz.

Debemos tener claro que, la mala calidad de los datos, cuesta dinero y también costará tiempo que también tiene un valor monetario cuando se necesita hacer correcciones y ajustes en el rumbo financiero y regulatorio.

Adelántate a las peticiones de posibles usuarios enojados

Todo profesional de la tecnología sabe lo complejo que es lidiar con clientes o usuarios enojados. Todos sabemos que las fallas en el sistema y la frustración que puede traer en difícil de manejar. Tu respuesta a estos temas influenciará de manera definitiva si tu iniciativa de BI triunfará o fallará.

Un gran error en las implementaciones nuevas de BI es enfocarse demasiado en entregar peticiones sin involucrar a los usuarios finales en el proyecto.

La mejor manera de tratar las quejas de los usuarios es basándose en su importancia relativa con relación a la estrategia general del negocio, a la alternativa de responder a cada evento, dejando todo lo estratégico para otro momento con tal de resolver temas que surgen de repente.

Evita realizar análisis sin sentido

La Inteligencia de Negocios sin un objetivo causa pérdidas de tiempo y, como ya hemos mencionado, el tiempo también es un recurso financiero. Este problema es particularmente común entre profesionales que son novatos en la implementación de BI. Evita este error preguntándote cómo un determinado análisis contribuye a los objetivos de la empresa. Si no estás seguro de las respuestas, puedes explorar el tema bajo ciertos puntos adicionales a considerar, por ejemplo, de qué manera ofrece, el análisis BI, más formas de mejorar ingresos, cortar costos o mejorar el servicio. Estos temas son en los que debes de centrarte porque serán los que más impactarán positivamente a la evaluación de la implementación de un proyecto de Inteligencia de negocios.

Busca más allá de los datos

Tener acceso a más datos no necesariamente implica que estén a nuestro alcance más soluciones. Sin embargo, esta premisa existe y es la que muchos gerentes y directivos tienen respecto a la Inteligencia de Negocios y la analítica. Aquí es donde el procesamiento tiene su importancia. Si los datos no se presentan y se argumentan de forma congruente, incluso, si no se agrega enriquecimiento en el proceso, pueden ser ignorados o superados por opiniones no basadas en un análisis. Para que los ejecutivos y clientes comprendan -y tomen en cuenta- los datos, debes mostrar los valores agregados en términos de insights y habilidades de storytelling para presentarlos de forma diferente.

Confía en partes equitativas en tu gente, procesos y herramientas de Inteligencia de Negocios

Por supuesto, las herramientas correctas pueden hacer una gran diferencia. Pero, por desgracia, crear demasiado énfasis en la expectativa de resultados de las herramientas BI, lleva a veces a resultados, sino decepcionantes, cuando menos por debajo de esa expectativa. Primero la alfabetización y después la madurez analítica respecto a los datos, indispensable para lograr el éxito, pues así se puede implementar correctamente la BI, mejorando tus procesos y capacitando a tu gente para obtener el máximo de ésta.

Encuentra y lleva una buena relación con el proveedor correcto

Si tu empresa no tiene un área de Inteligencia de Negocios, es lógico y necesario trabajar con expertos externos. Puede ser que los contrates de forma permanente o por proyecto. En ambos escenarios, necesitas entender a tu proveedor y supervisarlos de forma correcta. La cantidad de intercambio de información en la primera etapa de implementación será muy intensa, pero te asegurarás de entender los alcances y los “outcomes” de las herramientas, así como de la mejor forma de usarlas y sacarles el mayor provecho. Desgraciadamente, no es raro encontrar negocios con excelentes herramientas de BI que las usan al 20% o 30% de su capacidad.

Saca ventaja de las herramientas con las que ya cuentas

Muy enlazado con el punto anterior, está claro que retomar nuevas herramientas de Inteligencia de negocios puede ser emocionante y enriquecedor, pero debe hacerse también un “checklist” de lo que se tiene ya en casa. Hacer un proceso de evaluación también permitirá evaluar si esas herramientas están a la altura de las necesidades analíticas y la velocidad que requiere la organización para procesar y tomar decisiones en base a sus datos, o si es necesario dejar que la innovación entre al negocio con nuevas herramientas más poderosas, rápidas y precisas.

Autor: Ricardo Cárdenas

CMO PABIS Retail

Fuente: Basado en Marketing 4 ecommer

 


Comparte nuestro contenido

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.