Gestión del inventario: 10 importantes recomendaciones

Comparte nuestro contenido

Para gestionar el inventario de manera correcta es conveniente evitar que el desgaste de energía sea un problema porque, en muchos de los casos, las empresas se dan por vencidas ante la complejidad de estas tareas.

¿Porqué es importante la Gestión del Inventario? 

El control de inventario es muy importante en todo proceso logístico para mantener el balance correcto de existencias en los almacenes. Esto tiene como objetivo evitar perder una venta debido a no tener suficiente inventario para completar un pedido o satisfacer la demanda del consumidor final.

 Los problemas constantes de inventario pueden llevar a los clientes a la búsqueda de alternativas en otros proveedores cuando el producto demandado es percibido o es único o posee valores agregados muy claros para el comprador o shopper. Por lo tanto, una gestión óptima del inventario puede ser crucial para lograr ventas.

10 importantes recomendaciones

Los objetivos, procedimientos y herramientas a usar para gestionar los stocks deben garantizar que esto no implique una gran dificultad y que se puedan ver los beneficios que aporta hacerlo. Estas son las recomendaciones:

  1. Gestionar el inventario con herramientas informáticas:

    Toda empresa que opere con stocks necesita una solución informática que le facilite el registro de las operaciones: registro de mercancías, seguimiento y consulta. Dicho sistema deberá ser ágil y estable.

  2. Detección de fallos:

    Debe ser fácil reconocer los fallos humanos para mejorar con agilidad y, al mismo tiempo, ser accesible para las personas dedicadas a la gestión de inventarios.

  3. Soporte a todos los procesos:

    Es importante asegurar que la solución informática del stock esté siempre completa y que se registren los movimientos de la mercancía, ya que, si se cuenta con datos inexactos, las decisiones que se desprendan de dichos datos serán imprecisas y causarán problemas. También es importante para evitar el deterioro de productos.

  4. Realizar inventarios parciales fácilmente:

    Es importante la realización de inventarios de la mano de la gestión del inventario. La herramienta de control permite asegurar que los datos son fiables, pero no basta con ello; hay que hacer inventarios de manera ágil con diferentes herramientas (terminales móviles, por ejemplo) para que se pueda hacer por segmentos.

  5. Procesos rigurosos:

    Las cantidades de los stocks son la parte más importante de la gestión, pero se debería integrar en ello el coste, para así asegurar que todos los movimientos vienen registrados y poder verificar cualquier cambio en los gastos. Si, por ejemplo, se están registrando productos que son de importación y el aprovisionamiento ha conllevado una gestión aduanera, parece normal incluir en los costes los gastos de transporte o el traslado a los almacenes. Esos datos son muy relevantes para gestionar el inventario correctamente.

  6. Contar con personal dedicado:

    La gestión del inventario en logística y producción debe ser una labor realizada por personas específicamente preparadas para ello, que conocen la herramienta informática y que pueden comprender con facilidad cuál es la importancia de esta tarea dentro de la empresa.

  7. Manipulación y registro de mercancías:

    Un error común que observamos en muchas empresas es que separan el trabajo físico de manipulación de mercancía, del trabajo administrativo que se deriva del anterior. En sí, quien manipula la mercancía debería preocuparse por lo que se registra, y quien registra se debería preocupar por lo que se manipula.

  8. Entorno intuitivo:

    El sistema informático debe existir en un entorno intuitivo y amigable, que invite a la gestión de stocks de forma sencilla, que ayude a que se promueva el registro de los movimientos de inventario y que permita que se pueda efectuar en paralelo a los movimientos reales de los materiales, como decíamos en el punto anterior.

  9. Calcular los stocks con eficiencia:

    Otro punto clave es hacer un buen cálculo, ya que mucho excedente de producto puede ser un riesgo económico para la empresa por los costes de almacén, y poco inventario puede implicar una ineficiente satisfacción de la demanda de productos. Entonces, hay que saber encontrar equilibrio entre compras y ventas.

  10. Revisiones mensuales:

    Es básico hacer una revisión de las ventas mes a mes, calcular el promedio y añadir entre un 10 y 15% a este para hacer una buena gestión de los inventarios.

Fuente:  Logística

Artículos por: Websiner


Comparte nuestro contenido

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.